El éxito Del Restaurante

El éxito del restaurante

Plateselector

Published On julio 15, 2014 | BarcelonaRestaurantes

Restaurante Izarra en Barcelona cumple 40 años, que no son pocos, y lo hace más vivo que nunca. En los años 70 Juan González Arellano y Carmen Arellano fundaron este restaurante de cocina Navarra con el que se ganaron un nombre en la capital Barcelonesa. Desde hace ya algunas décadas en el comedor del Izarra sirve con elegancia Alberto González y cocina con tradición y gusto su hermana Carmen cogiendo así la herencia y sabiduría gastronómica de sus padres.

Carmen se esmera y trabaja para que sus raíces se plasmen en todas sus elaboraciones, se nota que se ha criado en el restaurante y sabe transmitir la vieja escuela con respeto y sensibilidad. En la familia todo el mundo colabora en el negocio , incluso la pequeña Arantxa, nieta de los fundadores, se encarga de diseñar las tapas de las cartas con tan solo 12 años.

Como buen restaurante navarro no podía faltar el buen producto:el pescado lo traen de Santander si es pieza grande, y de las costas barcelonesas si se trata de atún, pulpitos, espardenyas, txipirones, sardinitas o gambas. Para buscar su chuletón de buey van a productores gallegos, y el lechazo es de Burgos, como manda la tradición. Ahora bien, las verduras las combinan entre productores locales y algunos de la huerta de Tudela, sobre todo en temporada de espárrago fresco y alcachofa.

“El éxito del restaurante reside en los platos que necesitan mas mimo y horas” – como las Alubias de Puente la Reina, la Menestra de Verduras, los Callos “hechos como los de antes”, los Garbanzos de los Jueves, el Chuletón de buey a la parrilla, el Rabo de Toro estofado, las Kokotxas de merluza al pil pil, o el Tronco de Merluza a la vasca.

fotografo bodas
fotógrafo por horas. Reportaje de boda.

 

“Nuestra filosofía: la implicación con el producto y la búsqueda de la máxima calidad”

En Izarra son expertos y afamados además por algunas especialidades, como por ejemplo, por su gama de platos a base de alcachofas, que cocinan con jamón, con huevo frito y foie micuit, fritas con chipirones y gambas, y con almejas.

Y en el apartado de los postres, no se quedan atrás, pues todos son artesanos, elaborados en la propia cocina, como El tocinillo de cielo, La Leche frita, los Canutillos de hojaldre rellenos de crema, la Tarta de limón con merengue o la típica Panchineta navarra.

Y es que la buena cocina no entiende de modas culinarias, y la del Izarra se mantiene joven y enérgica.